viernes, 23 de abril de 2010

Entonces se abalanzó sobre mí

el goce dominante de la espera

cruenta y sangrienta batalla

blanca batalla

1 comentario: